ACCIÓN DE ARTE

Esta es mi casa, lugar físico donde habito y trabajo hace ya 27 años, la cuarta parte de mi vida. Por momentos la casa es un laberinto, otros una nave que navega sobre la copa de los arboles al ritmo del volar de los pájaros y los perfumes. Aquí aprendi a emparentarme con el silencio, con el placer de estar vivo, autónomo, feliz, inocente de turbación.